BIENVENIDOS A MI NUEVO BLOG

viernes, 12 de septiembre de 2008

Discusiones blogeras.


...Muchas de esas preguntas que haces de historia, a mi entender, no son importantes; yo he estudiado en España y, con perdón, me la trae floja la lista de los reyes godos o preguntas similares que no dejan de ser meros datos memorísticos. Esa es la historia acartonada, rígida y parcial que nos enseñaron en la escuela y en el instituto y que aparentemente servía para “enseñarnos” los buenos y valientes que éramos los españoles o los europeos; su única utilidad y finalidad es separar a los pueblos, que los unos no sepan de los otros, infravalorar lo parecidos que somos y resaltar las pequeñas diferencias, además de obviar las relaciones, a veces intensas y duraderas, que se establecieron entre pueblos, regiones, estados e imperios muy alejados. La historia de verdad es más compleja, rica y variada de lo que nos dieron a entender…vivo en Andalucía, en el Valle del Guadalquivir…¿qué pueblo o tribu de la época no pasó por aquí? ¿es que no se mezclaban? ¿acaso no nos dejaron cada uno de ellos partes de sus genes y sus memes?

Hablas de la invasión árabe de España…fue una conquista ¿militar o cultural?. Y supongo que en vez de árabe habrás querido decir musulmana, y en vez de España habrás querido decir península ibérica o los nombres de los estados feudales que en aquellos momentos existían en nuestra zona geográfica. Debido a estos “acotados” conocimientos que nos dieron, después ocurre que nos asombramos cuando conocemos los logros de otros pueblos, sus construcciones y ciudades (¡no puede ser que lo hicieran ellos, seguro que fueron visitantes extraterrestres!), sus viajes, su cultura, etc.

¿A alguien le suena la historia de un almirante eunuco chino que se pegó una vuelta al mundo y que llegó hasta Sudamérica antes que Colón?¿o la de un jerezano que se atravesó Norteamérica de este a oeste viviendo y comerciando con tribus indias en los tiempos de Colón?¿o la de los samuráis que vinieron en embajada en 1600 y pico y algunos se quedaron a vivir en Coria del Río?¿o la de los vikingos que huyendo de clanes enemigos pasaron por Groenlandia y arribaron a Norteamérica? (por cierto que no la descubrieron porque no estaba perdida) ¿o la de los negros que atravesaron el atlántico hasta Sudamérica y dejaron allí rastros de sus genes en las tribus amazónicas? ¿o la de un segoviano que llegó a las regiones centrales de Nueva Zelanda en 1835 y cuya descendencia ha dado lugar a una tribu que cuenta con 16.000 maoríes?¿o las múltiples historias de eruditos y artistas andalusíes que tuvieron que abandonar Al-Andalus cuando la CONQUISTA cristiana y se desperdigaron por medio mundo llevando su cultura, su música, su artesanía a otras cortes y pueblos?¿o la de una familia toledana que huyendo de la intransigencia religiosa castellana se traslada, con su biblioteca y en el siglo XV, al África negra y se asientan en Mali y cuyos descendientes llegan a ser juristas y eruditos influyentes en la corte de Tombuctú?¿y la historia de la mezquita más antigua de ésta ciudad, conocida como Djinguereiber (la grande), construida en 1325 por un arquitecto granadino contratado por el emperador malinké?¿o la historia del marino onubense que tras naufragar en 1511 acaba siendo capturado por los Mayas, con el tiempo se convierte en cacique (jefe) y adopta las costumbre mayas, llegando a defender aquella región de la conquista española?…¡cuántas de esas otras historias se habrán perdido porque nunca fueron escritas!

Ya que no podemos saberlo todo, y menos aún sin ser historiadores, prefiero comprender a otros pueblos, saber de sus motivaciones y tener una visión más amplia y universal que saber los detalles de grandes azañas heroicas (muchas veces inventadas), de batallas o de personajes de alta alcurnia.

(Participando en los comentarios de ESTA entrada de "Historias con historia").

2 comentarios:

Iñaki dijo...

Excelente entrada. Muy jugosa... ;-)
Gracias..

Miski dijo...

Gracias a ti por visitarme...estás en tu casa.
Un saludo.