BIENVENIDOS A MI NUEVO BLOG

miércoles, 1 de octubre de 2008

La realidad hackeada.

Somos monos, entended que en la acepción más amplia de la palabra, y como monos, el órgano de los sentidos por el que recibimos mayor flujo de información y al que el cerebro presta más atención es la vista. La ingente cantidad de información que llega por los nervios ópticos al cerebro debe ser filtrada, retocada, limpiada e interpretada, de manera que al final del proceso acabamos teniendo una imagen mental de lo que hay "fuera"; no vemos con los ojos, sino con el cerebro.

Hasta la llegada de la era digital, todas las imágenes que veíamos, salvo burdos engaños o atentados contra la razón, eran inmediatamente tenidas e interpretadas como ciertas, por todos nosotros...pero ¿qué ocurre ahora?.
¿Fue un montaje la llegada del hombre a la Luna?

¿Existieron los gigantes bíblicos?

¿El nuevo modelo de Boeing?

Todas las imágenes anteriores son falsas y, a pesar de lo evidente de alguna, siempre hay gente que se las cree. Con herramientas como el Photoshop y otras similares de edición digital, y al alcance de cualquiera, es muy fácil manipular imágenes y vídeos de manera que nosotros, crédulos, acabamos siendo los manipulados; nuestro cerebro tiene la tendencia natural a darle crédito a "lo que ve", eso lo saben los magos, y la posibilidad de retocar sutilmente imágenes sin que lo notemos nos deja ante una especie de vacío de veracidad en el que la duda constante sobre lo real e irreal puede ser desquiciante. He aquí un ejemplo en vídeo:




Si quieres comprobar cuán preparado estás para detectar estas mentiras y engaños puedes realizar cuatro tests que pondrán a prueba tus facultades en otros tantos niveles: TEST 1, TEST 2, TEST 3 y TEST 4.

PD: Sobre la foto en la que aparece G. W. Bush leyendo un libro infantil al revés afirman y reafirman que es un engaño, un montaje...jejejejej ...¿entonces por qué no se ha publicado la foto original?

3 comentarios:

Paco dijo...

realmente increible... pero cierto.

saludos

lailawinter dijo...

Muy curiosos los tests

Anonymous dijo...

Al del vídeo se le olvidó que cuando te haces un agujero en la mano se sangra.
Uno.